Drenar

Sentirse libre y ligero, caminando en las nubes. Para favorecer la eliminación del exceso de líquidos en el organismo y contrarrestar los efectos no deseados en la piel, un tratamiento drenante es un excelente aliado: ayuda a mejorar la microcirculación cutánea, aporta luminosidad y contrarresta las manchas cutáneas en fases muy tempranas de su aparición. La piel lucirá más tonificada, compacta, tersa y con un aspecto mejorado por manchas como la celulitis.